Lo leo, me gusta.

El horror de la percepción intraoperatoria: ¡no os despertéis!

4. febrero 2011

La situación en la que un paciente recupera la conciencia durante una operación quirúrgica constituye un escenario de pesadilla tanto para los pacientes como para los médicos. La Clínica Universitaria de Viena acaba de demostrar que este fenómeno ocurre con una frecuencia más elevada de lo que se suponía.

La intervención quirúrgica estuvo definida temáticamente por “Quién quiere ser millonario” y el asunto “Wikileaks”, aunque también se habló sobre el clima de este invierno. La mujer de 18 años que estaba siendo operada de un desgarre del tendón de Aquiles escuchó la conversación de los cirujanos a pesar de encontrarse narcotizada, aunque no pudo comunicarles su situación. Este tipo de escenario no es un producto de la fantasía, sino que forma parte del día a día de la anestesiología. Hasta 80 pacientes al año incurren cada año en esta terrible worst case situation: perciben todo lo que ocurre sobre la mesa de operaciones debido a que, aunque los narcóticos anulan los dolores y la capacidad motora, no así la conciencia. Si se otorga crédito a lo que se publicó en la revista especializada Wiener Klinisches Magazin (volumen 13/ número 5/ 2010, pág. 26 y siguientes), alrededor del dos por mil de todas las anestesias salen mal por esta causa.

El problema que nadie quería asumir

Porque el tema de la percepción intraoperatoria fue considerado irrelevante durante largo tiempo dentro del quehacer quirúrgico. Algunos casos aislados que alcanzaban al público no constituían un motivo de peso como para generalizar o tematizar de un modo sobredimensionado a este fenómeno inoportuno. Más bien al revés. Un estudio norteamericano publicado en 2007 por ocho centros médicos de Carolina del Norte parecía decretar el cese de la alarma: a lo largo de un período de observación de tres años, y considerando los datos de 87.361 pacientes, los autores sólo pudieron demostrar seis casos de percepción intraoperatoria. Esto significa que, desde un punto de vista estadístico, de cada 14.560 anestesias se producía exactamente una percepción intraoperatoria no deseada – ¡gran cosa!

Pero la falsa percepción de calma en el quirófano podría haber llegado a su fin. “Quien piense que las percepciones intraoperatorias son poco frecuentes se equivoca”, dice uno de los reportes del congreso anual que celebra la Sociedad Austríaca de Anestesiología, Reanimación y Medicina Intensiva, que la revista Wiener Klinische Magazin acaba de publicar. La conclusión de los asistentes al congreso es tan clara como el agua: tanto el tipo de cirugía como algunos factores del paciente pueden conducir a una percepción intraoperatoria. Los médicos han recopilado un regimiento de factores que incrementan el riesgo. En el primer puesto de la lista de los riesgos “dependientes del procedimiento quirúrgico” se encuentran las intervenciones cardiovasculares, seguidas por las operaciones después de un accidente y las cesáreas. Una anamnesis correctamente realizada también puede proporcionar indicaciones de una posible propensión a este inconveniente. Por ejemplo, los pacientes con problemas de alcohol, drogas o con una hemodinámica limitada se encuentran en el grupo de riesgo. Asimismo, los pacientes afectados por enfermedades muy graves también tienen que tomar en cuenta el riesgo de una percepción intraoperatoria.

Consejos contra la percepción intraoperatoria

Es preciso indicar que este fenómeno no es tan misterioso como algunos médicos suponen, e incluso se podría combatir preventivamente. En primer lugar, los anestesistas deberían identificar a los pacientes de riesgo. También las personas incapaces de percibir su entorno en la mesa de operaciones podrían pertenecer al grupo de riesgo, si antes “no se les preparó para la cirugía mediante la administración de benzodiazepina”, como subraya Anita Kreilhuber, la autora del informe. En cambio, quien administra óxido nitroso a sus pacientes tiene que contemplar la posibilidad de que éstos se despierten durante la cirugía sin que nadie se percate de ello. De cualquier forma, el monitoreo del paciente es la clave del éxito contra cualquiera de las formas de percepción intraoperatoria. Los indicios más significativos del nivel de conciencia los proporcionan el índice biespectral (BIS), el patient state index (PSI) y el llamado índice SNAP, así como la entropía del EEG y un monitor de anestesia en buenas condiciones. Lo que muchos anestesiólogos ignoran a pesar de la abundancia de datos: el valor del BIS que se suele emplear se encuentra alrededor de los 60, es decir, dentro de la zona gris de la percepción intraoperatoria, pues, en la opinión de Kreilhuber, muchos pacientes experimentan la cirugía por completo a pesar de un BIS de 60, y por ello un valor más próximo a 40 resulta óptimo.

Si a pesar de las medidas preventivas se termina produciendo la percepción intraoperatoria, los anestesistas advierten a sus colegas cirujanos de un error garrafal que comenten a menudo. El médico debe abstenerse de preguntar a sus pacientes, que se encuentran perturbados por la experiencia, si “ya sufrían de problemas psíquicos antes de la operación”.

9 valoracion(es) (2.78 ø)
Sin categoría

Comments are exhausted yet.

1 comentario:

Dr. Arnaldo carlos Caponetti
Dr. Arnaldo carlos Caponetti

Como médico anestesiólogo quiero aclarar que el trabajo de referencia es de una antiguedad importante. El fenómeno de “awareness” es bien conocido desde hace al menos 15 años y los primeros BIS tienen al menos 10 años de utilización–si bien no están en la mayoría de los quirófanos–y esto depende del país del que hablemos.La sola utilización de una benzodicepina, sólo puede enmasacarar el cuadro, pues hay dos fenómenos que pueden aparecer, la amnesia “aparente”, que se evidencia con la consulta al paciente, y la espontánea, en la que el paciente refiere lo escuchado de esa manera (sin ser interrogado).Hay mucha bibliografía sobre el tema y reitero, el artículo trata algunos aspectos en forma superficial y en otras de manera equívoca.

Comentarios más recientes

La verdad es que ya aburre tanto colega encumbrado en las alturas de su sabiduría atacando terapias que desconocen por completo. Si miles más...
Es inapropiado titular: "Cura en breve", ni "después de tres décadas la cura contra el VIH estaría por primera vez al alcance de la más...